10 recomendaciones para la instalación de puntos de recarga en espacios comerciales

cargadores para coches eléctricos

Aunque estamos lejos de las cifras que pretenden implementar Gobiernos y organizaciones, cada vez hay más vehículos eléctricos en nuestras carreteras. Y esto puede ser una buena oportunidad para espacios comerciales.

Instalar puntos de recarga puede diferenciarnos de la competencia. Para ello, en el post de hoy, traemos 10 recomendaciones para la instalación de puntos de recarga en espacios comerciales. 

1. Tener el espacio necesario para la instalación

La ubicación de los puntos de recarga es clave. Hay que diseñarlos bien desde el principio ya que los puntos de recarga implican diferentes elementos que deben ser instalados: cuadros eléctricos, cableados, bandejas de canalización… No se trata solo del propio punto de recarga. Por eso es importante tener un espacio adecuado disponible.

2. Decidir la potencia eléctrica para los cargadores

Lo más importante es fijar el suministro eléctrico suficiente para que el servicio funcione de manera correcta. La potencia que contrates tiene costes fijos y variables, por lo que es importante dimensionar la potencia que contrates al nivel de uso que tengas previsto para así no pagar de más por una potencia que no vas a utilizar.

No te preocupes, más adelante, y según el uso que tenga tu instalación, podrás ampliar la potencia contratada.

3. Cargadores sean fáciles de localizar

Poder “anunciar” este servicio implica que los cargadores sean fáciles de localizar por parte de los usuarios. Existen 2 maneras de hacerlo:

    • Señalización e iluminación. Asegúrate que el usuario puede encontrar y ver los puntos de recarga fácilmente con la señalización adecuada y sistemas de iluminación que faciliten el encontrarlos.
    • Localización en el móvil. Además de la señalización física es importante que tus puntos de recarga estén listados en las aplicaciones y sistemas de navegación más utilizados.

4. Deben estar siempre disponibles

Imagínate que un usuario llega a un punto de recarga y que el cargador no funciona o no está disponible. La experiencia para ese usuario será pésima y eso es lo que debemos evitar. Pero no solo es importante para el usuario, también para nosotros: tenemos que rentabilizar la instalación y un punto de carga que no funciona será dinero perdido.

Es importante tener monitorizados los puntos de recarga para que, de manera continua, sepamos si un punto de recarga está en funcionamiento o no. Esta gestión, así como el mantenimiento, la podéis hacer vosotros o una empresa externa.

5. Conoce tu mercado potencial

Cuando se instala un punto de recarga es importante conocer las posibilidades de uso que tu instalación vaya a tener. Por ejemplo, no es lo mismo instalar el punto de carga en un centro comercial (los clientes estarán más tiempo y nos valdría una carga lenta o media), que una estación de servicio en una autopista (necesitarían una carga ultra-rápida).

Ajustar el tipo de instalación a los posibles casos de uso es importante porque conseguirás dimensionar la potencia y tamaño de la instalación a las necesidades reales de uso.

6. Elige a que tipo de vehículos quieres dar servicio

La configuración del espacio de recarga, el tipo de cargadores y la potencia deben ser elegidos teniendo en cuenta el tipo de usuarios al que se quiera dar servicio: coches, motos, furgonetas, autobuses, camiones…

7. Cumple con la normativa vigente

Nos referimos aquí a dos aspectos:

    • Normativa de construcción y permisos. Es importante que quien lleve a cabo la instalación sea un instalador autorizado para asegurarte que se cumple en todo momento con todas las normas que pueden afectar a la instalación de un punto de recarga.
    • Obligaciones legales. En algunos casos existen obligaciones para la instalación de puntos de recarga en función del tamaño de un aparcamiento no residencial o del tipo de estación de servicio.

8. Ajusta el tamaño de tu instalación a lo que necesitas

Una vez hemos considerado los puntos anteriores, tenemos que decidir qué instalación llevar a cabo. Para ello es importante ser realistas en la instalación que necesitamos instalar. No debemos sobredimensionar la instalación ni realizar una instalación mayor a nuestras necesidades.

Es importante tener en cuenta que debemos recuperar el dinero invertido lo antes posible, combinando ingresos y ayudas disponibles, y para ello es importante ajustar la inversión en esa infraestructura a lo que realmente se necesita.

9. Aprovecha las ayudas y subvenciones

No hay mejor momento que ahora para  instalar puntos de recarga en tu gasolinera o espacio comercial.

Por un lado tenemos cada vez más vehículos eléctricos en el mercado y su uso seguirá aumentando, y por otro existen ahora líneas de ayudas que hacen muy interesante invertir en estas infraestructuras ahora. 

10. Fija unos precios adecuados

La instalación de puntos de recarga puede suponer una inversión elevada, y por eso es importante poder amortizarla lo antes posible.   

Además de las ayudas a las que se pueda acoger tu instalación, es importante poder contar con sistemas que permitan el cobro de la manera más fácil posible (tarjeta, app…) a los usuarios de esas sesiones de recarga y fijar unos precios adecuados. 

Al fijar el precio (€/kWh), hay que tener en cuenta varias cosas:

    • El precio de suministro de la energía para el punto de recarga.
    • Los costes que hay asociados a nuestro cargador
    • Las alternativas de recarga que puede haber en otros sitios.

Esperamos que estas 10 recomendaciones para la instalación de puntos de recarga en espacios comerciales te hayan resultado útiles y que te puedan ayudar en el diseño de tu instalación. Si necesitas ayuda o más información al respecto, puedes contactar con nosotros o seguirnos a través de LInkedIn.

Post Relacionados

ESKERRIK ASKO Gipuzkoa Basket!!

Gracias por permitirnos vivir el baloncesto rodeados de un magnífico ambiente donde niños y mayores disfrutamos cada vez que os vemos jugar. El balance de