El Real Decreto asume una estructura tarifaria para el cálculo de los peajes de transporte y distribución de electricidad. Esta estructura está basada en niveles de tensión y usa la misma metodología que la CNMC. Usando el mismo diseño de periodos para los peajes, propuesto por la Comisión, el Gobierno ha optado por una estructura de cargos con discriminación horaria y que usa componentes de facturación iguales a la tarifa eléctrica.

Lo más destacable es que todos los consumidores con una potencia contratada inferior a 15 kW (la mayoría de usuarios domésticos y pymes) pasarán a tener tres periodos de facturación diferenciados. El texto también adapta la figura del Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) a la nueva estructura de peajes y cargos, y establece el mandato de actualizar este cambio en la factura mediante resolución, así como de adecuar los precios unitarios que financian los pagos por capacidad mediante orden ministerial (la orden ministerial se encuentra sometida a audiencia pública hasta el próximo 18 de marzo. El importe de los cargos será fijado por esta orden y serán de aplicación desde el próximo 1 de junio para que puedas existir un periodo previo de adaptación).

 

TARIFA ELÉCTRICA

 

La parte variable gana relevancia

Según la nueva metodología de la tarifa eléctrica, en la nueva factura eléctrica tendrá una mayor importancia la parte variable -que depende de la energía consumida- de tal manera que se quiere fomentar así el ahorro y la eficiencia energética, y que ambos factores tengan un mayor impacto en el recibo. En el caso de los consumidores con menos de 15kW de potencia contratada ya citados, el 75 % de los cargos se calculará en base a su consumo energético –parte variable-, y el 25 % restante será de término fijo, en función de su potencia contratada. Quiere también así promoverse el autoconsumo y el despliegue de infraestructuras de recarga rápida de vehículos eléctricos y también beneficiar a los consumos con un componente estacional, como los destinados al riego o los del sector turístico.

Principios de política energética

La metodología se basa en los principios de política energética –entre ellos, los de objetividad, transparencia y no discriminación– y, en términos generales, mantiene el porcentaje equivalente de coste que, hasta el momento, asumían los consumidores por estos conceptos. El Gobierno pretende así evitar que se generen efectos redistributivos entre consumidores de distintos niveles de tensión como consecuencia del nuevo cálculo.

En enero de 2019, se efectuó un nuevo reparto competencial entre el Gobierno y la CNMC, de acuerdo al marco regulatorio de la Unión Europea, que se basó en repartir los peajes de acceso del sector eléctrico en dos conceptos: los cargos del sistema, que fija el primero, y los peajes de transporte y distribución, que determina la segunda y para los que ya ha publicado una circular con su estructura y metodología de cálculo, y los citados cargos, que debe fijar el Gobierno.

Con los peajes, el consumidor eléctrico cubre los costes del uso de las redes de transporte y distribución de la energía eléctrica, y los cargos agrupan costes diversos, como la financiación de las energías renovables y la cogeneración, la financiación del déficit de ejercicios pasados y el 50 % de los sobrecostes que supone la generación eléctrica en territorios no peninsulares, dada su condición de insularidad.

 

En Zuaznabar somos especialistas en eléctrica y telecomunicaciones. Si quieres saber más sobre nosotros, contáctanos o síguenos en LinkedIn.