El precio de la luz es una de las noticias más repetidas en los últimos meses. El alto precio que estamos pagando por el KW/h ha llevado a la ciudadanía a una indignación general que ha llegado a oídos del Gobierno y del Consejo de Ministros. Por eso, este último, ha aprobado un Real Decreto-Ley con varias medidas y cuyo objetivo es rebajar la factura de la luz en un 22% hasta final de año.

En el comunicado de prensa emitido tras la reunión del Consejo de Ministros se añade que, tras la disminución del IVA del 21% al 10% que se aprobó en junio, y así rebajat de la factura de la luz hasta el 30%. Las medidas tomadas son:

  • Rebaja en los impuestos

Entre las citadas medidas está la rebaja del Impuesto Especial de la Electricidad, del 5,11 % al 0,5 %, así como la suspensión hasta final de año del Impuesto sobre el Valor de Producción de Energía Eléctrica, que grava con un 7 % a la generación. En este último caso, se trata de un impuesto que se aplica directamente a las eléctricas, que luego lo repercute en la factura.

  • Subastas de CO2

Además se aumentará en 900 millones de euros la aportación de la recaudación de las subastas de CO2 destinada a cubrir costes del sistema eléctrico hasta los 2.000 millones durante el ejercicio.

  • Minoración temporal de los beneficios

El Real Decreto-ley plantea la minoración temporal del exceso de retribución que están obteniendo las centrales de generación eléctrica no emisoras de CO2 en el mercado mayorista gracias a la repercusión sobre el mismo de unos costes de gas que no soportan. La minoración se establece hasta el 31 de marzo del año próximo, cuando se prevén que la cantidad alcanzada esté en el entorno de los 2.600 millones de euros.

  • Reducción de cargas

Este plan de choque repercute directamente en la factura, bien por la reducción de impuestos, bien porque las propias medidas rebajan los cargos a repercutir en las tarifas, de tal forma que los cargos aplicables serán un 96 % inferior a los actuales y la parte regulada de las facturas de los consumidores se reduce en una horquilla que abarca desde el 47,2 % de los hogares hasta el 24,5 % de la gran industria. Adicionalmente, sobre esta disminución se repercutirá la menor presión fiscal.

  • Subastas de energía

Se adopta un nuevo modelo de fijación de precios de la electricidad a través de subastas de contratos de compra de energía en las que los operadores dominantes -Iberdrola, Endesa, Naturgy y EDP- deberán ofertar un porcentaje de su capacidad de generación y las pequeñas comercializadoras o los grandes consumidores e industrias podrán adquirirla.

La norma prevé también la reforma de la tarifa regulada –el precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC)– para que incorpore la referencia de precio de la subasta con una ponderación máxima del 10%. Las comercializadoras libres que adquieran energía por esta vía deberán indicarlo en las facturas de sus clientes. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico aprobará un calendario para estas subastas y la primera tendrá lugar antes de que acabe el año; Iberdrola, Endesa, Naturgy y EDP ofertarán 15.830 GWh, equivalentes al 6,3% de la demanda eléctrica nacional en 2020.

  • Tarifa de Último Recurso (TUR)

También se limitará durante un semestre el impacto del coste de la tarifa de último recurso de gas natural (TUR), para las familias y las pymes, poniendo un tope a su crecimiento en el 4,4 %, en lugar de un 28 %.

  • Suministro Mínimo Vital

Se aprueba un nuevo Suministro Mínimo Vital, que amplía la prohibición de corte del servicio eléctrico a los consumidores vulnerables durante seis meses adicionales a los cuatro ya existentes –diez en total–, tiempo en el que se garantizará un abastecimiento mínimo de confort.

  • Ley de Aguas

Además, se modifica la Ley de Aguas para ordenar el uso del agua como bien ambiental y social de primer orden y evitar súbitos desembalses. Así, nuevos límites mensuales al ritmo de desembalsado y volúmenes mínimos de reserva protegerán el medio ambiente y permitirán el desarrollo de actividades económicas sostenibles ligadas a la dinamización de los municipios ribereños.

 

Estas medidas se añaden a los dos proyectos de Ley ya remitidos a las cortes para su aprobación y para los que se ha aprobado su tramitación por la vía de urgencia. El primero crea el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico, que redistribuirá entre todos los vectores energéticos el coste de las renovables históricas; el segundo actúa sobre la retribución del CO2 no emitido del mercado eléctrico.

Si quieres mantenerte informado de todas las noticias del sector o quieres conocer nuestro trabajo, pásate por nuestro blog o síguenos en LinkedIn.