Europa tiene como objetivo llegar a los 5 millones de cargadores públicos de vehículos eléctricos. Para cumplir con esto, significa que se deberían instalar 1.650 cargadores públicos al día. Es decir, multiplicar la cifra actual por 19 ya que en la actualidad hay 260.000 cargadores. Del éxito de esta evolución depende el proceso de transformación más profunda que sufrirá la industria de la movilidad de Europa.

Cargadores públicos de vehículos eléctricos

Según un estudio elaborado por EY y Eurelectric, en Europa se deben instalar alrededor de 13 millones de cargadores para el año 2025; 32 millones para 2030; y 65 millones para 2035. Sólo de este modo se puede dar servicio a las necesidades de carga de los 130 millones de vehículos eléctricos que se espera que circules para esas fechas. Para lograr ese objetivo se prevé necesaria una inversión de más de 115.000 millones de euros en los próximos trece años. El estudio contempla además que un 85 % de esas nuevas infraestructuras de carga debe instalarse en zonas residenciales; un 6 % más en entornos laborales; un 4 % en las vías públicas; y el 5 % restante en parkings de hoteles o restaurantes.

En 2035, más de 130 millones de vehículos eléctricos

El proceso de transformación comenzó con un parque de vehículos de 326 millones vehículos en Europa, de los cuales solo el 1 % era eléctrico. En 2035, los vehículos eléctricos deberían superar los 130 millones. Y la evolución actual dice que el pasado año (2021) el volumen de pasajeros total de vehículos eléctricos vendidos supuso un 11,5 % del total de vehículos vendidos, mientras un año antes (2020) el porcentaje sólo alcanzaba el 3,5 %. En los primeros once meses de 2021, los 100 % eléctricos y los híbridos enchufables representaron más de 20 % del mercado europeo de vehículos, con cerca de dos millones de unidades vendidas. Por mercados, el 77 % de todas las ventas de vehículos eléctricos se concentran en seis países: Francia, Alemania, Italia, Noruega, Suecia y Reino Unido.

El estudio analiza también el incremento de la demanda eléctrica, que se espera que aumente alrededor de un 1,8 % anual para 2030. Aunque los sectores residencial, comercial e industrial contribuirán a ese crecimiento, el mayor vendrá del transporte y será necesaria una gran inversión para enfrentar el reto que supone.

Y se proponen medidas como:

  • Simplificar los trámites y procesos para la instalación de cargadores.
  • Apostar por redes eléctricas más rápidas y económicas.
  • Asegurar la conexión digital de las instalaciones.
  • Habilitar la interoperabilidad de los cargadores independiente de por qué compañía sean gestionados.

 

 

En Zuaznabar instalamos cargadores para vehículos eléctricos en Gipuzkoa. Puedes ponerte en contacto con nosotros para cualquier duda o puedes seguirnos en LK para mantenerte informado sobre cualquier nueva información respecto al sector.